Autoretrato vs. Selfie

Pintando con la luz

Desde hace siglos, los artistas que han abordado el difícil campo del retrato añadían valor a su obra con la dificultad intrínseca que supone reflejarse a sí mismos. Pintores y fotógrafos han abarcado esta disciplina como herramienta capaz de captar y reflejar lo más interno de las personas, su carácter, emociones y actitudes. Un buen retrato no es solo una imagen más o menos fiel de un individuo, sino que trata de trasmitir algo más.

Es un formato que requiere de una comunicación entre el artista y el modelo, establecer un vínculo a veces en tan solo unos minutos, pero suficientes y necesarios para que la cámara recoja esa expresión.

Las musas.

En este campo del autoretrato, resulta la paradoja de que ambos interlocutores son la misma persona. Fácil, puede pensar alguno, yo ya me conozco. Pero nada más lejos de la realidad. Si realmente quieres captar algo interesante que trasmitir, tienes que arriesgaste a mostrarte, y que los demás te vean tal como ellos mismos lo harían si estuvieran allí. Es decir, mostrarte como si otro estuviera captando esa imagen. Tienes que conseguir comunicar con el otro, aunque no esté. Esta dificultad se añade a la propia del retrato en sí.

Pero las nuevas tecnologías y las nuevas modas de: «Do it Yourself«, hazlo todo tú mismo, ponen -aparentemente- al alcance de cualquiera un arte tan complejo. Cualquiera puede hacerse una foto a sí mismo, un Selfie. Y como, además, lo ves en el acto, puedes probar y cambiar de pose hasta que quedas contento con lo que ves. Ahora bien, eso no es un retrato. La mayoría de las veces, ni siquiera sabemos a dónde mirar porque estamos poniendo la atención en la pantalla, en lugar de intentar expresar algo a ese puntito difícil de localizar, donde realmente está la cámara. Donde estaría el espectador al que dirigirnos.

Entonces, ¿no me puedo hacer un selfie? Mi consejo?… -No. En todo caso, pon atención y haz un auténtico retrato. Aunque sea tuyo. Ten en cuenta primero qué quieres contar, observa todo lo que va a salir en la imagen, qué hay en el fondo, qué luz tienes y si es la que más te va a favorecer, que elementos puedes incluir para ayudar a ese mensaje.

Con los grandes artistas de la fotografía que destacan en este momento por sus autoretratos (ved la obra de @carmen_bercas, o @desireedelgado por ejemplo), sería casi un insulto decir que hacen «selfies«. Trata pues de aportar algo más a esas imágenes que quieres captar. Ponle más mimo y atención y seguro que, además, obtienes más likes.

El Ángel caído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.